Convivencia
y espacios públicos

Son muchas las personas que piensan que la violencia hacia la mujer es un fenómeno esencialmente ligado a la inmigración, y que las personas inmigrantes ‘traen’ el machismo de sus países porque proceden de sociedades más tradicionales, menor desarrollo normativo, económico o social.

La realidad

La desigualdad entre hombres y mujeres es una realidad global de todo el planeta, afecta a todas las sociedades, grupos sociales, edades, contextos y tiene múltiples dimensiones: del social al económico, religioso o político. Además, los contextos sociales son fundamentales a la hora de determinar las expresiones de dominación y violencia.

Porcentaje de mujeres que han
sufrido violencia física o sexual en
la Unión Europea

La amplia diversidad del hecho migratorio hace que sea imposible medir la violencia machista de forma exclusivamente cuantitativa. Además, se trata de un problema global, como demuestran las estadísticas europeas.

Saber más

Gráfica violencia física o sexual hacia mujeres en Europa
Lazo contra la violencia machista

En España alrededor de un tercio de las personas condenadas por violencia machista son hombres extranjeros, pero el 70% son españoles, cifras similares a las sentencias dictadas por los jueces.

Además el 30% de las mujeres víctimas de violencia machista en España son inmigrantes. Un porcentaje similar al de mujeres fallecidas extranjeras en los últimos años a causa de la violencia machista.

Situaciones límite, soledad, desarraigo y una cultura patriarcal más consolidada hacen que la violencia machista se cebe en las mujeres inmigrantes, de manera que están sobre-representadas respecto a su población total en el país.

Saber más

Ilustración descriptiva

Por otro lado, el proceso migratorio hace que las mujeres inmigrantes se encuentren en muchas ocasiones con más dificultades que las mujeres autóctonas para poder salir de la situación de violencia, así como acceder a los recursos legales y psicosociales que existen para este tipo de circunstancias.

Saber más

Ilustración descriptiva

Las mujeres inmigrantes sufren, en muchas ocasiones, una doble discriminación por ser mujeres e inmigrantes. Tiene muy poco sentido poner el foco en la nacionalidad cuando hablamos de un tema tan grave como la violencia machista, que suele ser un terreno plagado de habladurías y aspectos difícilmente cuantificables.

Saber más

Ilustración descriptiva

Además, son personas que han tomado la difícil decisión de dejar su casa, su país, su familia y amigos y, en muchas ocasiones, hasta a sus propios hijos e hijas para embarcarse en un proyecto de futuro que supone viajar a un país que les es desconocido que en demasiadas veces les recibe de forma hostil. Un proyecto que en suelen compartir con su pareja, pero que en otras muchas emprenden en solitario, con decisión y valentía.

Saber más

Ilustración teléfono de atención 016

Y recuerda: La violencia de género siempre avisa. A la primera señal de malos tratos llama.

La violencia machista está ligada a las relaciones de poder asimétricas que colocan a las mujeres en una situación de subordinación y vulnerabilidad, más allá de su situación económica o el desarrollo del país en el que viva.

Ilustración de una mujer

Por desgracia, la violencia de género no conoce clase social, nacionalidad, procedencia, ni fenotipo. Es una lacra que se da en toda sociedad basada en un modelo patriarcal.

Ilustración de un hombre