Pizarra acoge una nueva formación de Stop Rumores gracias a Málaga Acoge

Cada vez son más los pueblos de Málaga que muestran interés en formar parte de la estrategia Stop Rumores para hacer frente a los prejuicios sobre la población migrante y así alentar una convivencia mejor. Hoy, ha sido el turno de Pizarra, que ha acogido uno de los talleres enmarcados en un proyecto para la provincia impulsado por Málaga Acoge y respaldado por la Diputación provincial de Málaga.

“Los inmigrantes africanos roban nuestro trabajo”, “Los rumanos son personas muy malas y agresivas”, “Inmigrantes=terroristas” o “Los chinos no quieren integrarse” fueron algunos de los rumores que surgieron durante la formación que tuvo lugar en Pizarra y en la que participaron trabajadores de la Asociación Grupo de Desarrollo Rural del Guadalhorce y miembros de la Asociación de Mujeres Al Alba. Una decena de personas arrancaron el día identificando y reflexionando sobre los rumores que oyen en la comarca del Guadalhorce. Durante dos horas y media, de 8:00 a 10:30 h, debatieron sobre los prejuicios y estereotipos que existen sobre los y las migrantes y participaron en dinámicas que enseñan cómo desmontarlos mediante datos objetivos, explica la técnica de Sensibilización de Málaga Acoge y encargada de la formación, Leo Jiménez.

En el taller, en el que también participaron voluntarios del GDR, se habló sobre los rumores que perjudican a los gitanos y a la población árabe. En uno de los post-it amarillos en los que los participantes escribían rumores se lee “la población árabe quiere conquistar Andalucía que en un tiempo fue suya”, “los inmigrantes en una sociedad hacen que la delincuencia aumente” o “la población inmigrante tiene preferencias por el hecho de serlo para conseguir beneficios sociales, plazas en colegios y ayudas económicas”.

“Surgieron muchos rumores”, valora Jiménez, quien resalta la incorporación a las dinámicas de la perspectiva de género. Como novedad, se puso sobre la mesa el rumor detectado en la comarca de que “la mayoría de las mujeres cuidadoras son extranjeras y cobran poco”. También el que apunta que “las mujeres árabes son buenas cuidadoras, pero sucias y machistas”. La metodología de Stop Rumores encontró muy buena acogida entre los participantes del taller que quieren replicarla con futuras formaciones a la juventud de la comarca.

Pizarra ha sido el cuarto pueblo de Málaga, tras Arenas, Almogía y Alameda, que ha visitado el equipo de Stop Rumores de Málaga Acoge en su extensión de la cultura antirumor por la provincia. Esta actividad se enmarca en el proyecto «Stop Rumores en Málaga. Participación ciudadana para promover la convivencia», una iniciativa de Málaga Acoge que cuenta con el apoyo de la Diputación de Málaga. Se trata de un proyecto que se incardina en la estrategia de lucha contra los rumores promovida por la Agencia Stop Rumores.

Facebooktwittergoogle_plusmailFacebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *