Mercado
laboral

Rumor: “Nos quitan el trabajo”

No es raro escuchar que las personas inmigrantes son responsables del paro. Se cuenta que la falta de empleo entre la población española se debe a que “nos quitan el trabajo”, un comentario que se incrementa en tiempos de crisis.

La realidad

Según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social:

“Los datos sobre pérdida de ocupación (...) prueban que la crisis no está provocando sustitución de trabajadores españoles por trabajadores extranjeros. En casi todas las ocupaciones en las que los españoles pierden ocupados, también los pierden los extranjeros”.

Encuesta de Población Activa (cuarto trimestre 2016)

De los más de 18,5 millones de personas que trabajan en España, sólo 1 de cada 10 es extranjera.

Gráfica de población activa

Saber más

Prestaciones por desempleo (noviembre 2016)

Gráfica sobre prestaciones por desempleo

Saber más

El mercado de trabajo

Ilustración sobre un par de hombres

Hay estudios que indican que las personas inmigrantes cobran la mitad, de media, que las personas españolas. Otros colectivos como mujeres y jóvenes también son proclives a la discriminación salarial.

Ilustración de una mujer

Se enfrentan en ocasiones al rechazo de los empleadores y empleadoras por su color de piel, su religión o su forma de vestir.

Ilustración sobre el INEM

La falta de una red de apoyo familiar, hace que la crisis afecte a las personas inmigrantes de forma más grave.

Sus estudios y titulaciones no siempre son reconocidos en España, por lo que no pueden acceder a trabajos para los que están cualificados. El nivel de sobrecualificación es más elevado que el observado entre la población española.

Ilustración descriptiva Ilustración descriptiva Ilustración descriptiva

La precariedad también es mayor. Existe una concentración de la población inmigrante en puestos de trabajo con condiciones laborales negativas y en sectores muy inestables.

En muchas ocasiones, dichos trabajos se encuentran por debajo de su cualificación.

Ilustración scon algunos trabajadores

Impacto de la incorporación de personas
inmigrantes al mercado laboral español

Ilustración descriptiva

La inmigración ha tenido un importante efecto positivo, directo e indirecto sobre la tasa de actividad.

Ilustración descriptiva

La inmigración ha aportado movilidad al mercado de trabajo español, resolviendo algunas de las rigideces que las empresas habían señalado tradicionalmente.

Ilustración descriptiva

La mayor presencia de inmigrantes en empleo doméstico y en el cuidado de niños y mayores ha facilitado la conciliación laboral, familiar y personal en España, con el consiguiente impulso en términos laborales, fiscales y de consumo para la economía.

Ilustración descriptiva

Varios informes realizados en los últimos años destacan que las aportaciones a las arcas públicas de la población inmigrante es más alta que los gastos que generan. El propio Banco de España ha reflejado en varias ocasiones que la inmigración no ha aumentado el gasto social, sino que con sus aportaciones ha disminuido el déficit de la Seguridad Social para afrontar las pensiones.

Saber más

Los trabajadores y trabajadoras no son responsables de la precariedad laboral y salarial.

Ilustración de un hombre

Apenas 1 de cada 10 personas empleadas en España es extranjera. Su presencia aporta muchos beneficios al mercado laboral, pero sufren las consecuencias de la crisis con mayor intensidad que la población española.

Ilustración de un mujer