La Red Stop Rumores lleva el proyecto a Torremolinos

DSC00031

Agustín Olías, voluntario de Andalucía Acoge, cuenta en primera persona su experiencia como Agente Antirumor de la Red Stop Rumores en dos charlas a jóvenes en el IES Concha Méndez Cuesta de Torremolinos

Una de las acciones la Red Stop Rumores para dar a conocer el proyecto es la de informar a la juventud de esos rumores y de cómo pararlos. Como voluntario de la entidad, cuando se me comentó la idea de dar una de estas charlas, me sentí emocionado. ¿Por qué no? Hablar en público no me asusta, lo he hecho a menudo cuando trabajaba en la empresa privada, pero casi nunca a un grupo de adolescentes, y nunca en “su campo”, en un instituto. Todo un desafío. El lugar sería el IES Concha Méndez Cuesta de Torremolinos. El público, dos grupos  de estudiantes, uno formado por unos cincuenta alumnos de 3º de ESO y otro grupo de unos 55 de 4º de ESO.

El día señalado allí me dirigí lleno de entusiasmo, buen humor y, por qué no decirlo, con un ligero cosquilleo en el estómago. Llegué al instituto a la hora del recreo. Un pandemonio de gente joven hablando, riendo, corriendo… En fin, lo que uno se puede esperar de un recreo de chavales.

Ana San Martín, profesora de ética y coordinadora de estas charlas, me tranquilizó: “Son buenos estudiantes, ya verás. Además, estamos haciendo muchas actividades relativas a temas como la igualdad entre sexos el machismo o la violencia machista, también a favor de la paz, por el medio ambiente… En fin, están bastante concienciados en este sentido”.  Y realmente así es: en los pasillos del instituto se ven muchos carteles y fotos relativos a estos temas.

La sala de audiovisuales es el lugar seleccionado para impartir las charlas. La primera para los estudiantes de 3º de ESO, la siguiente para los de cuarto  Es fácil captar su atención, lo difícil es mantenerla. Pero las actividades que les propongo lo consiguen.

Empezamos hablando de organizaciones sociales. Los de cuarto conocen sus actividades (están haciendo un proyecto sobre el medio ambiente); los de tercero no tanto, pero cuando les nombro algunas entidades muy conocidas, les suenan y lo entienden. Así, les presento a Acoge y su trabajo con las personas inmigrantes. Y entramos en materia: ¿Alguien me quiere decir qué entiende por inmigrante?  Bien, hay colaboración y varias alumnas y algún alumno nos cuentan qué es para ellos una persona inmigrante. La idea general es que son “gente ilegal”. ¡Primera sorpresa!

Les propongo que dibujen en una hoja lo que se les ocurra cuando piensan en personas inmigrantes. Hay de todo: aviones, pateras, gente saltando vallas, mapas y flechas; hasta una esquemática cara, mitad blanca y mitad negra, con media sonrisa en la cara blanca y media mueca de dolor o disgusto en la cara negra ¡Muy conceptual!

La segunda sorpresa, esta vez para ellos, es cuando hacemos una encuesta sobre cuál es el medio de transporte principal que usan las personas inmigrantes para llegar a España. La inmensa mayoría, en ambos grupos, vota por la patera. Su sorpresa es mayúscula cuando les muestro el gráfico que indica que, en patera, solo llegan a España el uno por ciento (como mucho), mientras que es el avión el medio de transporte más usado.

Pasamos a hablar de rumores, algo que, sin ser ellos conscientes, es usual en sus vidas de estudiantes: fulanito ha dicho esto, mira lo que hizo menganita, etc. Nos divertimos haciendo el juego del teléfono, donde las noticias circulan rápidamente y se van distorsionando según se diseminan. Creo que les queda muy claro qué es un rumor, cómo se tergiversa según se propaga y con qué facilidad se transmite cualquier infundada noticia.

Terminamos la charla analizando varios rumores que aparecen en la web del proyecto Stop Rumores (www.stoprumores.com), así como la conducta que deberíamos tener ante ellos.

Ha sido una grata experiencia. Seguro que alguna idea de las expresadas durante la charla ha calado y servirá para hacerles algo más inmunes antes los rumores sobre la inmigración y convertirse en ciudadanos más activos.

Me voy del instituto cansado pero contento y muy agradecido a Ana y al resto de profesores que han colaborado en la preparación y realización de las charlas. 

Con la financiación del Ministerio de Empleo y Seguridad Social –Secretaría General de Inmigración y Emigración, Dirección General de Migraciones- y cofinanciado por el Fondo Europeo de Integración, Andalucía Acoge busca con este proyecto promover una ciudadanía activa formada e informada para combatir rumores. Y lo hace en tres dimensiones diferenciadas: la sensibilización a través del diálogo interpersonal, la sensibilización en el propio espacio de convivencia y el trabajo en red, con la puesta en marcha de convenios de colaboración con los distintos actores y entidades implicados.

facebooktwittergoogle_plusmailfacebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *