Cuidado con los mensajes de Whatsapp…

Esta mañana nos ha llegado la imagen que veis unas líneas más arriba a través de Whatsapp. Una nota informativa del Ayuntamiento de Zufre que reflejaba de un intento de secuestro de menores en otro municipio de la provincia de Huelva y daba una serie de características de las personas que podrían haber protagonizado los hechos. Teniendo en cuenta la sensibilidad del tema, hemos procedido a realizar algunas de las recomendaciones que solemos contar en los talleres de Stop Rumores a la hora de evitar la distribución de rumores falsos.

Primero hemos hablado con el Ayuntamiento de Zufre. Allí, Rosa, una responsable del Área de Servicios Sociales, nos ha confirmado la veracidad de la nota y que ésta se envió la semana pasada después de que el Ayuntamiento de Nerva hiciese lo mismo. La nota se envió después de la reunión de responsables municipales con agentes de la Guardia Civil, que recomendaron su distribución debido a la sensibilidad del tema.

Después, nos hemos puesto en contacto con la comandancia local de Zufre, donde un agente nos ha confirmado la veracidad de la nota y, también, la denuncia interpuesta en Bollullos par del condado por un supuesto intento de secuestro. Es precisamente esa denuncia y el hecho de tratarse de menores la que hizo que se animara a la distribución de la nota informativa, “ya que es un tema muy sensible”.

Lo que no nos han sabido confirmar ni desde el Ayuntamiento de Zufre ni la Guardia Civil es de dónde proceden los detalles que completan la nota informativa: la furgoneta blanca marca Mercedes, que sean hombres y mujeres, sus edades y, sobre todo, sus posibles nacionalidades rumanas y búlgaras. Una idea, la del origen de los supuestos secuestradores, que en la nota se deja además solo como posibilidad: “posiblemente rumanos o búlgaros”, refleja literalmente el documento.

Sin dudar de la especial sensibilidad del caso ni de la profesionalidad de los funcionarios municipales y de seguridad, desde Stop Rumores, al menos, solicitamos mayor responsabilidad a la hora de criminalizar a determinadas nacionalidades. Un ‘detalle’, el de acusar a una determinada nacionalidad, que no lo es tanto. Y que también es un tema sensible, sobre todo cuando se mezcla información real (la denuncia por supuesto intento de secuestro) con otra que no lo es tanto y de la que no se conoce su fuente (como la edad o la nacionalidad de las personas involucradas).

Además, nos hemos encontrado con una noticia en Diario de Huelva donde el propio delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, “insiste en pedir “calma y tranquilidad” tras la catarata de informaciones confusas que circulan viralmente por las redes sociales y grupos de whatsapp“, como podéis leer aquí. “Todo el mundo ha visto a la furgoneta blanca… al mismo tiempo y en varios pueblos. Es imposible“, dice Sanz en la noticia publicada por el diario onubense. De hecho, el vehículo ha sido visto también en otros municipios como Corrales o la propia ciudad de Huelva. Y más tarde hemos comprobado cómo la información ha saltado los límites provinciales con nuevos datos, diferentes versiones y otros lugares de los hechos, llegando incluso a la ciudad gaditana de Olvera o la malagueña Ronda, como publicaba hoy Diario Sur. E incluso a Jaén, como se puede leer en la Cadena Ser de la provincia, como podéis leer aquí.

Este es un buen ejemplo de cómo los bulos y los rumores se hacen cada vez mayores y, de esta manera, más difíciles de detener. Sobre todo cuando se utilizan datos reales con datos inventados, no confirmados o procedentes de fuentes dudosas. Algo que a veces se hace inintencionadamente y, quizás, de buena fe, pero que termina siendo perjudicial.

Por eso, desde la agencia Stop Rumores insistimos en la importancia de conocer las fuentes de donde proceden las informaciones que recibimos, así como usar las técnicas que os recomendamos en nuestros materiales formativos que, por supuesto, podéis descargar gratuitamente desde esta web.  Un buen ejemplo de ello es el Manual Antirumor.

 

Facebooktwittergoogle_plusmailFacebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *